Por sobre Víctor, Cuba


Víctor Mesa, director de Matanzas. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Desde que Víctor Mesa asumió la dirección del equipo nacional de béisbol, la afición se ha dividido en dos bandos irreconciliablemente antagónicos. De un lado, maximizando los yerros, los detractores acérrimos; por el otro, aferrados a los tinos, los defensores a ultranza.
Por primera vez en mucho tiempo, la opinión pública cubana se ha polarizado tanto sobre algún tema, o al menos se ha manifestado la polarización tan espontánea y enconadamente. El polémico mánager ha avivado, más que los cuestionamientos sobre su persona y el deporte, una pugna entre dos corrientes éticas y culturales en fricción: ha despertado la eterna pregunta de si “el fin justifica a los medios”…
Traducido al terreno de la Serie Nacional de Béisbol, el asunto parece reducirse a la siguiente cuestión: ¿Qué prefiere Ud., una persona falta de respeto con los árbitros, la prensa y la afición, que le manotee a los jugadores ante 50 mil espectadores como si fueran muchachos, que piense que no existe trabajo más difícil en el mundo que dirigir un team de pelota, pero que sea capaz de impregnarle oficio y resultados a sus equipos, o un director que no se busque ninguna enemistad pero que mantenga en los últimos lugares del campeonato a su plantel?
Si yo fuera matancero, naturalmente, me iría por la primera variante, y Víctor constituyera un ídolo para mí. Ante los argumentos de siempre, respóndeme una aficionada yumurina: “A mí no me importa que Víctor Mesa sea un pesa´o, que haga mil payasadas en los juegos, pero antes de él, siempre estábamos en el último lugar, y ese estadio (el Victoria de Girón) parecía un cementerio; ahora la gente sigue el equipo, sienten la pelota, es una pasión que no hay cómo pagar”. Tal razonamiento parece válido para el contexto provincial, pero las reglas cambian sustancialmente al tratarse del equipo de las cuatro letras.
Aunque en los últimos tiempos han mermado los triunfos internacionales, la afición cubana mantiene una mentalidad ganadora respecto al béisbol. Por tal motivo, no siente ninguna deuda de “gratitud” hacia VM32. Por el contrario, con frecuencia lo identifica —no sin cierta dosis de injusticia—como otra de las causas del descalabro del deporte nacional. Entonces, ¿cuál sería la actitud natural de la afición ante Víctor Mesa?
Quizás el principal hándicap del director matancero sea su personalidad. Con su forma de dirigirse a los demás, casi siempre con aires de superioridad infalible ante las cámaras, VM32 ha venido a encarnar la manifestación más pública en Cuba del ejercicio autoritario del poder, y ante una sociedad que reclama cada vez más derechos democráticos, esta asociación solo produce rechazo. Víctor es como el rezago de otros tiempos en la isla, pero a él, salvo la población de Matanzas, el resto del país le agradece bien poco. Solo puede ser autoritario y popular aquel que haya hecho mucho bien a la gente. Otros lo han conseguido. Si el exjardinero de los equipos de Villa Clara hubiese ganado el Clásico Mundial de 2013, tal vez otro gallo cantaría.
Por mi parte, me confieso detractor de Víctor Mesa. Por eso me alegré el triple cuando en la final del campeonato pasado Pinar del Río le ganó a los Cocodrilos. Por un lado, ganó el team de mis amores, por el otro, perdió el rival favorito; pero más que esto, por significar el triunfo del modelo humilde y respetuoso de dirección de Alfonso Urquiola, por sobre los métodos autoritarios y voluntaristas de Víctor. Es, sobre todo, una postura moral y cultural ante el suceso.
Ahora bien, mi gran contradicción, mi gran “to be or not to be”, me llega con los eventos internacionales. Irle en contra a Víctor, significa irle en contra a Cuba. Y yo ni en la pelota — ¡mucho menos en la pelota!— apuesto contra mi país. Entonces, ¿qué hacer? Ahí es donde sobreviene una profunda y dolorosa introspección mental y anímica.
En los análisis, siempre concluyo lo mismo: ningún hombre, por positivo o negativo que sea, vale más que un pueblo. Ninguna filosofía aplicada por una persona, o por un grupo de personas, aunque sea opuesta a mis principios, puede determinar mi postura ante una causa mayor, que es el amor por mi país. Aunque duela el orgullo, uno tiene que aprender a hacer concesiones por un bien más elevado.
Pretender el descalabro de VM32, comprende desearle el fracaso a los peloteros que tanto admiro, pero sobre todo, la decepción al público del que formo parte. Por eso, aunque me tapé la nariz al ver las declaraciones de ciertos directivos tras la victoria en Veracruz, festejé el triunfo cubano en los Centroamericanos. No podemos quedarnos ciegos por ver al otro tuerto, aunque las diferencias sean irreconciliables. Me parece que tales razonamientos trascienden el ámbito de Víctor Mesa, del béisbol, y hasta del deporte. ¿Me explico?

Anuncios

16 comentarios en “Por sobre Víctor, Cuba”

  1. Creo que el eje de tu problema es platearlo en terminos “irreconciliables”. y por tanto absolutos. Coincido contigo en tu mensaje principal: no se puede subordinar la antipatía personal hacia una personalidad o un método al amor y el deseo del triunfo del país. Yo no me siento incómodo criticando todos los desaciertos de Victor, sus funestas declaraciones, sus desplantes y poses autoritarias y a la vez celebrando sus grandes resultados deportivos porque el es UNA GLORIA DEL DEPORTE CUBANO asi con mayusculas, un deportista creativo y un esforzado mentor. Hay que seguirle criticando (todos, incluyendo los dirigentes deportivos) sus errores y celebrando sus virtudes. Hay que ser menos fanáticos y más aficionados.

    Le gusta a 1 persona

  2. Victor es un gran manager, con defectos y virtudes, lo que no cabe duda que nes un gran pelotero, que sabe de pelota y lo da todo en el terreno.. Felicidades a él y a todo el equipo cuba, que no se ha escudado en victor como en otras ocasiones para justificar el fracaso y salió a pelar y lo logró…..
    Yoel

    Me gusta

  3. Yo ya no vivo en Cuba, pero como muchos llevo en mi corazón a mi país, y por ende amo el béisbol cubano. Fui deportista, y siempre estuve presente en los comentarios sobre Víctor Mesa. Si históricamente ha existido un deportista déspota, falta de respeto, e disciplinado, fue Víctor. Y me tomo el atrevimiento de cuestionar a la comisión nacional, he incluso a los dirigentes del INDER, por poner la imagen de la patria en manos de una persona que es el típico ejemplo de las cualidades angideportivas. La cuestión no es alcanzar el triunfo humillando deportistas, incumpliendo leyes y haciendo lo el ridículo en el terreno, la cuestión emerge sobre la idea de alcanzar el triunfo con equipo que juegue como tal, donde no existan ofensas, indisciplina, donde reine la armonía y la adición me de complacida, porque no sólo uno.se emociona cuando gana el equipo, también cuando Sr ve que tu Team locho con talento y con humildad.

    Me gusta

    1. Creo que han llevado las cosas a um plano muy personal lo cierto es que Victor con su rara teoría hace que los deportistas rindan más en el terreno . Y sabemos que la comisión nacional es un eje que hace lo que quiere con los jugadores y mentores . Considero que el debe mejorar su forma pero me atrevo a decir que el béisbol cubano necesitaba una dirección más exigente estamos ya en un mundo donde el nivel se exige y en lo personal aunque no tenga simpatía hacia el creo que su trabajo ha dado resultados mejor miren a los niños lindos que siempre llevan a equipo de las cuatro letras que parecen que son plantilla fija aunque no rindan eso es lo que realmente nunca entenderé. Aclaró no soy un experto en este tema pero jo hay que estar ciego para ver

      Me gusta

    2. Me encanta tu español para hablar de temas de Cuba. Primero español y despues pelota.
      Si no vives en Cuba a otro con eso del trabajo duro y la moralidad. Trabaja duro en Cuba para lograr tu éxito.

      Le gusta a 1 persona

  4. Solo una nota al artículo: Urquiola el mentor que “logró” el campeonato con Pinar del Río y alabado en el artículo.. dirigió al equipo Matanzas antes que VM32, resultado? lugar 14. De qué estamos hablando? El único que ha logrado en la pelota cubana llevar a un equipo del lugar 15 al 3ero… VM32.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

  5. Agradecido de corazón por tu comentario,René,pero hay una cosa que hay que entender, es que V32 es uno de los tantos de tantos peloteros cubanos que han elevado el nombre de cuba en el beisbol revolucionario, pero es el unico al cuál se han permitido toda clase de desenfreno en un terreno de beisbol, y fuera de el,cuestionando a la comosion nacional,la prensa etc, como si fuese la persona más conocedora de beisbol en cuba,pero bueno el por que no lo se,V32 no acaba de entender que el no es el centro de juego y un terreno, lo cual es el juego en sí con sus jugadores, es verdad que ha realizado un buen trabajo con el equipo de matanzas en estos ultimos años, pero tambien ese equipo estuvo en los años 80 y 90 entre los primeros y nadie recuerda a esos directores. V32 es cierto que como director ha sido muy competitivo, pero no ganador,fijate que este es el primer torneo que gana con el equipo cuba, por que lo que hizo cuanto dirijia el juvenil fue desastroso y en series nacionales le se prodria llamar, como señor segundo. No obstante 100% Cuba Campeón. con V32 ó sin el, lo importante es el resultado, que ya iba siendo hora.

    Me gusta

  6. Yo también me declaro detractor del señor Víctor mesa como manager, amo a Cuba por sobre todas las cosas , por que es mi patria y como dice el duque “por que nací en Cuba y soy cubano” no voy encontra de los míos ni en el pin pon mucho menos en la pelota parte inexorable de nuestras vidas , la patria esta por encima de todo pese a que existan diferencias irremediables con sus dirigentes pero la alegría del pueblo de Cuba también es la mía por que soy de allí y eso no hay nada ni nadie que lo pueda cambiar , pero sufro y me duele mucho cuando miro angustiado como nuestro béisbol esta secuestrado por un grupo de facinerosos oportunistas encabezados en el nombre de VM32 que solo miran por su lucro personal y su ego, ni siquiera servio Borges protagoniso nunca una dirección tan estalinista en el béisbol , alguien dígale por favor a Víctor que los días de dictadura están contados y eso lo inclulle a el y que fue un gran pelotero sin dudas lo fue pero es el peor de los manager además de SEGUNDÓN , sin cuentos manager en Cuba Ramón carneado , Jorge fuentes , Alfonso urquiola , rey visente anglada y para catedras joe torres , tony la russa , etc , pero Víctor no , Víctor es un pallaso estrobertido sediento de victoria y ego , quien es capas de todo por sus propósitos , hacer lanzar a norge Luis 8 entradas a ese nivel sin el más mínimo cuidado por su brazo o sentar a Alarcón de la forma en que lo hizo , no señores no así no se gana respeto ni se admira a nadie , para Cuba y su deporte lo mejor siempre y siempre le iré en lo que sea a mi gente pero para los (coroneles dictadores como Víctor todo mi repudio y desaprobación y que VIVA CUBA siempre

    Me gusta

  7. Buenísimo tu artículo René. Yo, contrario a muchos de chicos de aquí delante soy una defensora, por qué, por lo mismo que manifestaba la aficionada yumurina que mencionabas; el ha logrado levantar al equipo de Matanzas y amén de sus indisciplinas y errores (qué levante la mano el líder que no se ha equivocado o alterado alguna vez) creo que, como manager es muy buen estratega y ha notado y trabajado sobre elementos en los que otros manager nisiquiera había reparado; como por ejemplo, la importancia de la preparación psicológica y la confianza para la victoria de un equipo.

    Me gusta

    1. Nunca nadie le ha negado al director yumurino esos méritos, por el contrario. Solo me he manifestado en contra de sus defectos. ¿Quién no prefiere a alguien con las virtudes de Víctor pero sin sus defectos? O sea, lo que es lo mismo, ¿quién prefiere a Urquiola por sobre Víctor?

      Me gusta

  8. y yo solo quería resaltar sus virtudes porque normalmente de lo que se habla es de sus defectos y cuándo se habla de las manchas, también hay que hablar de la luz. Urquiola y Víctor son muy diferentes, cada uno tiene sus defectos y virtudes, para mi, novata en los temas de deporte, no se deben comparar.

    Me gusta

  9. Todos hablan de Victor mesa algunos para denigrarlo otros para apoyar su papel en la pelota cubana . Primnero como pelotero y ahora como director. Yo guardo una anécdota de Victor estando en Nicaragua hace varios años por la decada del 1980 del siglo pasado lo veo con un pedazo de guante viejo remendado como aquellos que nos hacìan las abuelas a los niños èobres antes de la Revoluciòn y le digo compadre con eso usted juega el beìsbol y me dijo si. Ese es el Victor mesa que yo conozco , .Unos quieren que Victor y el equipo de matanzas pierda el campeonato, es una posibilidad de que este hecho ocurra .Lo que no podràn evitar es que tendràn que discutirle el campeonato a Victo y el equipo de matanzas .Ese es el papel que hoy juega Vicotr mesa impulsor de la competitividad entre los 16 equipos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s