Besos


Robert Doisneau - Le Baiser de l'Hôtel de Ville(Beso robado, del fotógrafo francés Robert Dosineau)

Besa mucho. Y con pasión. Donde todos vean. Besa siempre como si fuera la última vez, o como si te marcharas a la guerra, o como el día antes de entrar a la cárcel, o al manicomio, o al cementerio.

Los malos besos no debieran llamarse así. Se les podría decir choque, o roces, o intercambios de saliva, pero si la vida no se te va entre los labios, no has besado nunca. Y a la larga, no has vivido.

Besa otras bocas, sin escrúpulos. A cualquier hora. Temprano o tarde. No olvides las mejillas. Ni la frente. Ni las manos. No obvies tampoco las plantas de los pies. Besa en público tanto como en privado. Lo bello no merece ocultamiento.

Besa al precio que sea necesario. Aunque inviertas la reserva de moral. Peca, miente, traiciona si es preciso, pero nunca dejes de hacerlo con pasión, como si se te fuera la vida entre los labios. Esa puede ser tu única amnistía.

Anuncios

3 comentarios en “Besos”

  1. Bello! Me recuerda, de Cortázar, Toco tu boca. Ambos profundos, eróticos, concisos y en prosa poética. Sí, porque esto de «como si se te fuera la vida entre los labios. Esa puede ser tu única amnistía», no puede ser otra cosa, más que un beso, incluso, que poesía.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s